2016/05/11




Tabakaleratik irten, eta Atotxa plazan, krep bat, sandwich bat...
Goxatu pixka bat. (www.goxatu.eus/eu/eu/)
Lekuak

2016/05/08

2016/04/13

2016/04/03

Batela eusgailuak

Jackie Ruedaren Superstar ikastaroaz gozatzen.
Batelako lagunen laguntzarekin.
Gehiago: https://www.flickr.com/photos/blomst/

2014/01/28

"Hiriaren mintzoa"

Lehen Tonucciren Haurren Hiria ekarri nuen bezala, orain Lertxundiren "Hiriaren mintzoa" ekarriko dut. Beste gogoeta interesgarri bat: http://kcy.me/y7e6


"Arkitektoek eta urbanistek hizkuntzaren talaia ere aintzat hartu behar dute espazio jakin batean interbenitzerakoan? Kontzientzia linguistikorik gabeko teknikak eta zientziak hizkuntza hegemonikoen alde egiten dute beti."

2014/01/27

Oso interesgarria: Tonucci

Tonucci: “El alimento de la escuela debería ser la experiencia de los niños”

("Haurren hiria" liburua euskaratu berri dute.) 


¿Dónde deberían estar, los alumnos, si no es en el aula?
Mi propuesta es renunciar a las aulas. Me imagino una escuela hecha de laboratorios y talleres fuertemente significativos en la que son los alumnos los que se mueven, no los adultos. El recorrido de un taller a otro les ayuda a cambiar el chip y con la ambientación de cada taller se acaban de situar en la materia que les toca.
¿Cómo sería, por ejemplo, el taller de lengua? 
Podría ser una biblioteca. Un lugar con libros, donde pudiéramos leer y escribir. En cambio, una clase de matemáticas sería completamente diferente, con elementos de geometría, por ejemplo. La de ciencia tendría microambientes, animales, plantas, microscopios… Y el taller de arte no se parecería en nada a todo esto, sería de colores y en las paredes habría las obras de todos los niños y niñas.
Parece divertido. 
Y esto son solo los espacios internos, pero también pienso en los externos. En vez de patio, pondría una huerta. El patio de la escuela de la mayoría de escuelas parece una plaza de toros, un lugar adecuado para descargar las energías que se han cargado demasiado en actividades no reconocidas y no aceptadas por los niños. Me gustaría una escuela sin recreo, porque si en las escuelas se aprendiera jugando, no haría falta que los niños se desahogaran.
Pero los niños piden el recreo.
Si por la mañana hiciéramos una escuela de verdad, que no molestara a los niños, no haría falta el recreo. Y por la tarde podrían vivir una experiencia verdadera y con autonomía fuera de la escuela, en las calles.
La ciudad es peligrosa para los niños. 
La ciudad que yo propongo, no. Se trata de la Ciudad de los Niños y debe cumplir dos requisitos. El primero es renunciar a hacer parques y otros espacios para niños. En el momento en que la ciudad inventa espacios para niños está excluyendo a los niños de los espacios que deberían ser para todos. Aunque hoy en día no son para todos, son para los coches.